Revisiones Ginecológicas

El objetivo de una revisión ginecológica es descartar que no existan cambios en los órganos reproductivos que puedan indicar riesgo de desarrollo de enfermedad. Si ésta se detecta en un estadio temprano, las posibilidades de que se pueda tratar y que no se convierta en una condición letal son muy elevadas.

Las revisiones ginecológicas siempre se realizan en función de la paciente y dependen de su edad, antecedentes médicos personales y familiares.

Durante una revisión ginecológica rutinaria:

  • se tomará historia clínica
  • se realizará examen abdominal y pelviano
  • se tomará citología cervical (Test de Papanicolau)
  • se realizará colposcopia (en caso de ser necesario)
  • se realizará ecografía transvaginal o transabdominal
  • se realizará examen mamario
  • se solicitarán, si proceden, pruebas complementarias como, mamografía, densitometría ósea o estudios bioquímicos u hormonales
  • daremos consejos anticonceptivos o de fertilidad si la paciente lo solicita